sábado, 9 de enero de 2016

Cuentos en Marruecos.Un viaje con soledad humana.


Cuando pensé en ir sola a contar cuentos a Marruecos,
a contar cuentos en un colegio Español,  no sabía que me iba a alegrar tanto.

Por un lado me producía respeto y nervios ir sola a un país como Marruecos...pero en cuanto crucé el estrecho con la mochila y me encontré allí, se me olvidó todo y quedé sumergida.

La soledad es un sentimiento extraño...me he sentido mil veces más sola acompañada que como me sentí en éste viaje. Quizás es porque no me daba tiempo a pensar o porque necesitaba estar sola.






Contando " El Gallo Kiriko"
Contando "a que sabe la luna"
Desde que llegué, el esfuerzo por comprender lo que me decían y resolver los conflictos que surgían y el que constantemente tenía que estar diciendo que una prefiere estar sola para que no se me quedara nadie demasiado tiempo cerca...pues me mantuvo entretenida.








Contando "Un Gato"
Salí de Sevilla, llegué a Tarifa y tras coger un barco, un taxis y un tren 5 horas, por la noche llegué a Rabat y encontré el hotel, que fue lo que más me costó...sabía que estaba a 5 minutos de la estación y no quise coger taxi...pero preguntando...nadie sabía donde estaba y estuve una hora dando vueltas....y... al fín llegué... tras un total de 14 horas después de salir de casa y sin parar un segundo.



El encuentro con un lugar tranquilo...!la habitación del hotel! me reconfortó muchísimo.


Contando para los mas grandes




Fueron tres mañanas contando cuentos para diferentes edades en el colegio Español de Rabat.

Unos niños de múltiples nacionalidades que reaccionaban estupendamente bien en todos lo cuentos.

Contaba 4 sesiones cada día.



El colegio estaba a 15 minutos andando del hotel "le Petri" y cada mañana fue tan espléndida, que todas las tardes se iluminaron.


En la plaza de las flores de Rabat

A la vuelta pasaba siempre por la plaza de las flores le Pietri, donde vendían flores y estaba toda llena de rosas.


Cada día me regalaron una rosa de diferente color, que estaba yo la mar de contenta con mi flor...que a mi no me han regalado tantas flores seguidas nunca...




En aquella plaza había  un pequeño bar sin nombre donde solo comían marroquíes y allí comí estupendamente...aunque me costaba entender el menú. Un día sin querer pedí garbanzos con pie de vaca, (la pezuña entera de la vaca estaba en mi plato)

Con la tres rosas






La Medina por la noche
Un te en la Casbah, 
Vistas tomando te en la casbah
La casbah
El Cementerio





Y después de un descanso me iba a pasear por la ciudad...la medina, la playa, la casbah...fueron paseos preciosos.




Assilah





Tanto disfrute de cada segundo del viaje que no tenía ganas de volver y cuando estaba en el tren me pare en Assilah, un día más.

El paisaje humano de colores, sabores y calidez es todo un espectáculo. La cultura tan diferente,  el sonido de las llamadas a la oración que te sumergen sin querer en una meditación.




Mi zumo de aguacate
y naranja para despedirme
Tanger
Solo puedo decir que seguiré viajando sola siempre que pueda, porque es de la manera más especial que he descubierto para disfrutar de un viaje. Todo es a tu ritmo y al ritmo de lo que te vas encontrando. Es como vivir en sintonía. Te relacionas de forma diferente.

Haciendome un selfi en un espejo
La mochila con tanto cuento
pesa más.
Me despido amando más mi profesión...que me da trabajo, viajes, satisfacción y emociones.


Nuevas sesiones de Cuentos Infantiles que estreno este año









domingo, 13 de diciembre de 2015

FINOS 2015, Año de Cambios y Mejoras.

Finos (Festival Intercultural de Narración Oral de Sevilla) 2015 ha sido una nueva apuesta.

Los cambios que el equipo de Finos hemos realizado éste año, a mi forma de ver el Festival, han sido un acierto.

El cartel ganador que ya es el segundo año que se realiza por concurso fue realizado por Ana Baldallo,





La larga sala del Cicus
Nombro como siempre al equipo hermano Finos: Anabel Gandullo, Jesús Buiza, Carloco, Alicia Remesal, Carmen Solis, Juan jo Palacios, Lola Jiménez, Angeles Fernández y Marco Flecha y Sandra Cerezo


Victoria contando en un cole 

Este año, se decidió cambiar de espacio por encajar el festival en un lugar público y no privado y por acercarlo al centro de Sevilla. El espacio escogido fue CICUS un espacio Universitario que ha dado otra trayectoria al Festival y que además lo ha acogido con mucho cariño y respeto. Esperamos poder repetir el año que viene.

En cuanto al diseño del Festival se ha cambiado éste año también de formato:

Hasta ahora el formato venía siendo: Cuatro días de Funciones para adultos divididos en:

  • Una Narratón
  • Tres sesiones individuales por tres cuenteros invitados.
  • Paralelamente se realizaban talleres y funciones en Librerías, colegios e Institutos para financiar el Festival.
  • Stand de librerías en las funciones
  • Merchandising


Este año el formato ha sido distinto: Tres días de Funciones para Adultos, divididos en:


  • Una Narratón
  • Dos funciones dobles de dos Narradores, uno local y otro de fuera.
  • Las funciones en librerías se han aplazado a una semana después del Festival de Adultos
  • Las funciones en colegios e institutos no han variado.
  • No ha habido Talleres de cuentos
  • No se han puesto Stand de librerías en las funciones
  • Merchandising

Merchandising

Me han parecido buenos los cambios. El tema de los Talleres, no es que se vayan a anular , es que no se van a priorizar, si surge un taller interesante con los Narradores propuestos o dentro del marco de la UPO como se han venido haciendo, pues seguirán realizándose. En cuanto al Stand de libros que resultaba muy agradable, también era demasiado trabajo para los compañeros que se encargaban de ello durante el festival y el aplazamiento de las funciones infantiles a una semana post- festival de adultos también nos ha permitido disfrutar mas del Festival.



Las Cenas

Lo único que cambiaría sería el poder estar al menos en una cena con todos los Narradores Invitados, algo que que siempre se ha hecho pero el cambio de formato no lo facilita tanto. Espero que el año que viene podamos compartir esa cena.

Las sesiones de Adultos:

Finos e Invitados
Jaime presentando la Narratón
Narratón: valoro el trabajo de sincronización de tiempos, en el que para que todos contemos nadie debe alargarse más de 5-7 minutos, en éste sentido fué una Narratón dinámica, variada y agradable, presentada Por Jaime y dinamizada a modo de viaje en avión hacia diferentes paises.



Hammu
Victoria Gullón
La Funcion de Hammu y Victoria Gullón, Fué toda una combinación. La mística de Hammu con su turbante azul añil y sus exóticos cuentos lentos y después  las canciones populares picaras de Victoria con su chal rojo. Una convinación acertada y dos Narradores muy diferentes. Conocer a cada uno de ellos durante el Festival me encantó, Con Hammu se puede hablar de forma profunda desde cualquier punto de la conversación. Victoria, es una mujer vital y llena de energía, a la que le encanta contar anécdotas continuamente, una mujer activa y torbellino que cuando la escuchas contar te llena de vitalidad.

 Luis Carmelo. 
Pepe Maestro.
El Segundo día la combinación de los dos Narradores fue de Pepe Maestro y Luis Carmelo. Otro espectáculo lleno de sabor. Después de ver la función exposición, en clave de humor sobre Cádiz y cuentos y anécdotas varias, con la energía Gaditana y la ironía de Pepe, se pudo degustar a un Luis Carmelo Portugués acompañado de su concertina, tocando los cuentos con sus palabras para entrar en un punto de meditación placentera.
Fue un muy agradable además conocer el compañerismo de Pepe y la delicadeza de Luis.


Comida en casa Cháhara
Café
En general ha sido un placer volver a compartir ésta experiencia con los compañeros Finos, un orgullo llenar de cuentos Sevilla y ver como todos los días la afluencia de público se ha mantenido de forma positiva. Gracias Finos y hasta el 2016.




miércoles, 9 de diciembre de 2015

Viaje con cuentos por las Alpujarras

Ugijar. kaquis
Salí el Miércoles de Sevilla con mi furgo y muchos cuentos para hacer noche en Motril y al día siguiente comenzar la ruta d cuentos que e tenía preparada. Todo comenzó por una función que me salió a través de Diputación de Granada y que aunque no me era rentable cogerla por el tiempo de desplazamiento, como tenía ganas de ir a la zona me animé y busque algunas otras en distintos pueblos para aprovechar el viaje.

Tuve suerte y la ruta me quedó asi: Sevilla-Motril-Cherín-Ugijar-Orgiva-Otura-Sevilla


Cuando llegué al Hotel que me habían reservado en Motril, me llevé una grata sorpresa, era un hotel de cuatro estrellas a pie de playa y no tuve más remedio que disfrutar de el lo que me quedaba de noche. Es de estas veces que a uno le hubiera gustado llegar antes, pero reconozco que el efecto sorpresa fue muy agradable.

Cherín
 Después de dormir y trabajar un rato...me recogieron a las 7:30 de la maña y me condujeron a Cherín, a una hora de viaje, el amanecer a pie de acantilado fue precioso.

Una vez en Cherín conté cuentos para un colegio donde la cantidad total de niños era 7, de todas las edades. Una bonita sesión...

Ugijar
De allí salimos deprisa hacia Ugijar, donde me esperaban 3 sesiones más para el Colegio entero, divididas por edades.


Estar en aquellos pueblos semi enterrados en las montañas perdidas de Granada fue todo un placer.

Salí de Ugijar a las 14:00 y aún debía llegar a Orgiva para realizar a las 17:30 una función en una Guardería....Todo un placer de suavidad interrumpido a veces por algún llanto contagioso.
Guarderia en Orgiva
Al terminar la función tenía en mente dormir con la furgoneta en Beneficio, una comunidad Hippie de las pocas que quedan en España y que estaba a 5 km.  la verdad es que no me había dado cuenta de que estaba tan cerca hasta que no llegué a Orgiva y vi todo lleno de familias hippies.
Orgiva es un pueblo  lleno de centros de meditación y convivencia que vale la pena descubrir.
Tenía mucha curiosidad por conocer la comunidad y me pareció una buena oportunidad, aunque arriesgada para la hora que era y el cansancio...las 19:30 noche cerrada.

Salí en busca de aquel lugar del que no tenía mas referencia que una curva a 5 km de otra localidad cercana. Desde esa curva salía un largo camino sin asfaltar y lleno de baches que me condujo al aparcamiento de la comunidad.

en la oscuridad de la noche y sin nadie a mi alrededor mas que algún coche o furgoneta la mayoría vacíos... Pasé la noche bajo las estrellas de las Alpujarras, a los pies de Trévelez y de las montañas del pico Mulhacén que tantas veces subí en mis tiempos de Montañera. El poquito de miedo y el frío de aquella noche fue tan intenso que pensé que se me helarían los huesos.

Beneficio
Beneficio
Por la mañana dí mi paseo y encontré los tipis y cabañas fabricados de barro, palos y materiales naturales. Algunas cabañas estaban muy escondidas entre las montañas, había que andar literalmente montaña arriba para encontrarlas, casi todas con su chimeneita y muchas con detallitos como escaleras de arena y adornos labrados de madera, algunas muy aisladas y otras en una zona medio común. Una comunidad con sus normas, no alcohol, no drogas duras, comida vegetariana...en fín...una forma de vida curiosa. donde se vive para comer y sobrevivir y los niños desde por la mañana están persiguiendo a los gatos jugando con los perros y cogiendo verduras del huerto....unas 200 personas viviendo allí, algunos en largas temporadas y otros de paso. Me hubiera gustado ofrecerme a contar cuentos allí pero no tenía tiempo...quizás en otra ocasión.


 Me dieron ganas de volver y pasar una temporada en algún lugar escondido de aquellos, cerquita del río...y con una chimeneita...pero salí de allí a las 12:00 porque tenía una sesión de cuentos a las 17:00 en Otura.

Debió de ser la noche o el frío o tantas emociones que uno lleva en la maleta, que me puse tan mala que apenas podía conducir, así que tenía que parar cada poco tiempo a vomitar un poco y así unas dos horas después llegué a Otura, muy cerca de Granada, con la sana intención de coger una habitación en un hotel y darme una ducha y un descanso....pero ocurrió que por más que lo intenté no había hoteles en aquel pueblo y el único que había era una casa rural cerrada...

A dos horas y media de mi función, no tuve más remedio que improvisar algo para recomponerme un poco.  Lo último que me apetecía era entrar en un bar, así que se me ocurrió aparcar la furgo en el aparcamiento del Mercadona...allí tenía comida, baño y tranquilidad porque había poca gente.

Salí repuesta del Mercadona y realicé la última función familiar en el salón de actos de la biblioteca de Otura.

Ya había decidido conducir hasta sevilla y a las 22.00 terminó mi viaje en mi cama con mi sopa y mi pijama de invierno.

un viaje para repetir, seguro.


Sesiones de cuentos realizadas en el viaje:

  • Cuentos que se lleva el viento: para 0 -3 años
  • Cuentos con cuentitis: 3-5 años
  • Una de ratones: de 5-8
  • Cuentos tradicionales: de 9-14 años